Cocina berlinas polacas

Cocina berlinas polacas

Las berlinas sin panecillos dulces rellenos, muy parecidos a las bombas o donas.
  • 107 Visitas

Información

Las berlinas polacas es el dulce más conocido en la región.

Ingredientes

500 grs. de harina

250 ml. de leche

50 grs. de levadura fresca

2/3 de taza de azúcar

1 cucharada de azúcar avainillado

1 huevo entero

4 yemas de huevo

45 grs. de mantequilla

1 cucharada de vodka o aguardiente

Aceite de girasol para freír

100 grs. de azúcar glas

2 cucharadas de agua

Preparación

    1. Primero en un vaso grande o jarra (que aguante el calor), ponemos la leche templada, desmenuzamos la levadura y revolvemos hasta que se disuelva, añadimos una cucharada de harina y una de azúcar y revolvemos hasta que todo esté bien mezclado.
    1. Este recipiente lo vamos a poner dentro de una olla o cazo con agua que previamente hemos calentado (no es necesario que hierva pero sí que esté muy caliente). Lo dejamos reposar hasta que se convierta en espuma (unos 15 minutos aproximadamente). Es conveniente que el vaso o la jarra sea bastante grande y alto porque la mezcla va a crecer mucho.
    1. Por otro lado, tamizamos la harina y la ponemos en un bowl junto con el azúcar avainillado. Vamos derritiendo también la mantequilla para que le dé tiempo a enfriarse un poco antes de usarla. Cuando la mezcla de la levadura y la leche se haya convertido en espuma, la añadimos a la harina y mezclamos bien.
    1. En otro bowl batimos el huevo y las yemas con lo que nos queda del azúcar hasta obtener una mezcla espumosa y la añadimos a la masa que ya tenemos. Comenzamos a amasar con la ayuda de una cuchara de madera o una espátula y poco a poco vamos añadiendo la mantequilla derretida y, por último, el alcohol.
    1. Al final quedará una masa muy pegajosa y que no es fácil de trabajar pero no le hay que colocarle más harina porque si no las berlinas no quedarán esponjosas.
      Dejamos reposar la masa, tapada con un paño, durante una hora en un lugar cálido y sin corrientes de aire. Veremos que después de este tiempo, habrá doblado su volumen.
    1. Pasada la hora, ponemos la masa en una superficie enharinada y la trabajamos un poco con las manos (también enharinadas) para quitar las burbujas de aire. La estiramos con las manos hasta tener una forma de unos dos centímetros de alto y con la ayuda de un molde o un vaso, vamos cortando círculos. Cuando hayamos cortado ya todas las berlinas, las taparemos con un paño y las dejaremos reposar una media hora para que vuelvan a crecer.
    1. Cuando hayan crecido, será el momento de freírlas. En una sartén honda ponemos a calentar aceite de girasol abundante. Las freímos dorándolas por ambos lados y después las ponemos en una fuente cubierta con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
    1. Antes de que se enfríen del todo tenemos que rellenarlas y ponerles el glaseado. Para lo primero, usando una manga pastelera con boquilla para rellenar o una jeringuilla, hacemos un agujero en un lateral y metemos la mermelada dentro.
    1. Preparamos el glaseado mezclando 100 grs. de azúcar glas con 2 cucharadas de agua y con la ayuda de un pincel de cocina lo extendemos por encima. Ahora solo nos queda esperar a que se enfríen y comerlas.

Te puede interesar