Cocina salsa alemana - BuscaRecetas
Cocina salsa alemana

Cocina salsa alemana

Se trata de una de las cuatro salsas madre definidas por el gastrónomo francés Antoine Carème. No dejes de prepararla.
  • 63 Visitas

Información

La salsa alemana, también conocida como salsa parisina es un tipo de salsa veluoté útil para las carnes y cualquier acompañante.

Ingredientes

5 yemas de huevo.

4 cucharadas de caldo de champiñones

1 litro de salsa veluoté

1/2 cucharada de zumo de limón

Mantequilla

Sal

Pimienta

Nuez moscada molida

Preparación

    1. Lo primero que tienes que hacer para hacer la salsa alemana, es llevar a ebullición el litro de salsa veluoté con la finalidad de reducirla hasta que adquiera una consistencia cremosa y poco fluida. Para ello debes de ir removiéndola constantemente con una espátula de madera.
    1. Al cabo de un rato, la salsa veluoté se volverá brillante y estará lista cuando se quede adherida a la espátula.
    1. A continuación tienes que poner 5 yemas de huevo en un recipiente junto con un poco de pimienta, mejor si está recién molida. Además, en el mismo recipiente tienes que añadir un poco de nuez moscada, media cucharadita de zumo de limón y unas cucharaditas de mantequilla fresca.
    1. Cuando tengas todos los anteriores ingredientes dentro del recipiente, tienes que batir las yemas de los huevos. Una vez batidas debes de añadirle un poco de la crema de veluoté a la vez que se sigue batiendo.
    1. Seguidamente apartar la crema de veluoté del fuego y verter en ella la ligazón lentamente mientras se va batiendo con energía. Después tienes que calentarlo a fuego suave mientras bates y hasta que tenga lugar la ebullición.
    1. Rápidamente retirar la olla del fuego y pasa la mezcla por el colador fino. Una vez colada la mezcla, se tiene que remover hasta que se haya enfriado por completo.
    1. Cuando sea el momento de utilizar la salsa alemana, tienes que ponerla al fuego e incorporarle 100 gramos de mantequilla fresca hasta que todo quede bien ligado, sin que llegue a hervir.
    1. Calienta bien el aceite en una freidora o en una sartén profunda. Coloca los nuggets de pollo poco a poco y cocina hasta que queden bien dorados.
    1. Retíralos y colócalos en un plato cubierto con servilletas de papel para que absorban el excedente de aceite.
    1. Son más ricos si los sirve estando calientes.

Te puede interesar