Cocinar pollo con salsa inglesa

Cocinar pollo con salsa inglesa

  • 83 Visitas

El pollo con salsa inglesa también es conocido por otros nombres, como pollo en salsa perrins y combina perfectametamente bien con una gran variedad de platos y guisos, así que podrás incorporarla como un aliño en las ensaladas o en platos como éste.

Además, esta salsa contiene una gran variedad de ingredientes como lo son la cebolla, ajo, anchoas, vinagre, soja, mostaza en grano, canela, pimienta de diferentes tipos, cardamomo, clavo, curry, jengibre, entre otros, por lo que normalmente suele ser más frecuente comprar la salsa inglesa o perrins que prepararla en casa.

En esta receta te mostraremos cómo prepararlo en casa y conseguir una nueva receta de pollo bien sabrosa. Acá te dejamos los ingredientes:

  • 1 kg de muslos de pollo
  • 1 taza de vinagre de vino tinto
  • 1/2 taza de salsa inglesa
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cebollas
  • Sal y pimienta a gusto
  • 600 gr patatas pequeñas
  • Perejil fresco
  • Salvia fresca

Un dato interesante de esta receta es que la puedes preparar con cualquier otra parte del pollo que desees, ya que el sabor siempre será el mismo sólo que cambia la jugosidad de la carne, la presentación y la comodidad para comerlo. Es importante limpiar el pollo retirando la piel y la grasa.

Primero debes pelar el ajo y cortarlo en trozos gruesos. Luego, pon el pollo en un recipiente alto e incorpora la salsa inglesa, el vinagre de vino tinto y los ajos picados. Cúbrelo con un papel y lo metes en la nevera durante 30 minutos para que se marine. Cuando estén listos todos los ingredientes, vuelcas el pollo en una fuente de horno, añades la cebolla y limpia y troceada en tiras, y lo introduces en el horno precalentado a 180º durante 30 minutos.

Por otro lado, pon una olla con abundante agua al fuego y con una buena pizca de sal. En el momento en el que hierva añades las patatas lavadas, sin quitarles la piel, y dejas que se hagan sobre unos 20 minutos aproximadamente, dependerá del tamaño concreto de las patatas. Antes de retirarlas puedes pinchar una con la punta de un cuchillo para comprobar que están tiernas.

Una vez que tengas todo listo, sólo queda servir el pollo con salsa inglesa acompañado de patatas cocidas y unas hojas de perejil fresco por encima.

Te puede interesar