Cocinar un delicioso mousse de chocolate

Cocinar un delicioso mousse de chocolate

  • 311 Visitas

Hoy traemos para ti uno de los postres más sencillos que alguien puede preparar. Necesitas apenas 4 ingredientes: azúcar, chocolate, mantequilla y huevos. Esta receta es una maravilla, sobretodo si lo que deseamos es comer postres muy ricos que tomen menos tiempo para cocinar y más tiempo para comer.

Un dato interesante de esta receta del mousse de chocolate es que es amiga del bolsillo, no hay que gastar mucho dinero porque los ingredientes son pocos. Acá te los presentamos:

  • Azúcar: 100 gramos.
  • Chocolate oscuro para fundir: 200 gramos.
  • Mantequilla: 5 cucharadas repletas.
  • 3 huevos de buen tamaño.

Hay que partir el chocolate en trocitos muy pequeños. Si eres muy minucioso, puedes rallarlo también. La manera más efectiva para fundirlo es la tradicional: poner un recipiente en baño de María y llenarlo con los pedazos. Una vez fundido, agregar la mantequilla y mezclar hasta que la crema se vea homogénea. Luego, deja enfriar.

Puedes aprovechar el tiempo que toma el chocolate para enfriarse, y mientras, seguir con los otros ingredientes. Para comenzar, separa la clara de la yema de los huevos.

Con una batidora eléctrica, bate los claras con el azúcar hasta que se conviertan en una crema a punto de nieve. ¿Qué es el punto de nieve? Digamos que la textura de los huevos tiene que quedar blanca y cremosa. Cuando consigues el punto, si volteas el recipiente, la mezcla – o espuma – no se cae.

De un buen montado de las claras va a depender la consistencia final del postre. Aquí unas recomendaciones para que quede bien: asegurarse de que el molde utilizado está totalmente seco y limpio, verificar que no quede nada de yemas cuando se separen las claras, y añadir una pizca de sal antes de comenzar el batido. No olvides comenzar a batir lentamente, y luego aumentar la velocidad.

En este punto, después de que la crema de chocolate y mantequilla se haya enfriado, se incorporan las yemas y se bate hasta que queden totalmente integradas.

Ahora, se une la pasta achocolatada con las claras montadas, batiendo hasta tener una mezcla homogénea.

Por alguna razón, la costumbre más popular es la de repartir la crema en copas o vasos. Pero si quieres ir contra el universo y dejarla en un solo recipiente, hay una buena noticia: el mousse también queda bien.

Yo sé que desde el momento en que estén todos los ingredientes mezclados, el mousse va a ser prácticamente irresistible, pero hay que dejarlo por lo menos dos horas en refrigeración. De hecho, si se puede por más tiempo, mejor.

Te puede interesar