Cocina pollo a la Kiev

Cocina pollo a la Kiev

Se trata de una pechuga entera, sin filetear, que vamos a freír tras rellenarla de una mantequilla compuesta o mantequilla de finas hierbas, que impregnará de sabor cada bocado y que es el toque característico de esta receta. Tanto éxito tuvo desde su invención, que como curiosidad les diré que fue el primer plato preparado que comercializó la cadena de supermercados Mark&Spencer en el Reino Unido.
  • 51 Visitas

Información

Hoy vamos a hacer un divertido viaje gastronómico hacia Ucrania. A través de su gastronomía, vamos a preparar una receta típica de su capital, el pollo a la Kiev, una receta sencilla y muy sabrosa, gracias a su relleno.

Ingredientes

2 Pechuga de pollo

100 gr de mantequilla

Perejil un manojito

Harina de trigo para el empanado

1 huevo para el empanado

Pan rallado para el empanado

2 dientes de ajo para el relleno

Preparación

    1. Comenzamos preparando nuestra mantequilla compuesta de hierbas y ajo. Para ello picamos bien los dientes de ajo y el perejil y los mezclamos con la mantequilla que habremos dejado durante una hora o dos a temperatura ambiente. Con un tenedor lo tendremos listo en muy poco tiempo. Después la metemos en un film de cocina formando un cilindro y la guardamos en la nevera. En menos de una hora estará dura otra vez y tendremos un estupendo preparado para esta receta y para otras muchas.
    1. Con un cuchillo afilado, hacemos un corte en las pechugas de pollo, sin llegar a abrirlas del todo. En ese orificio, meteremos dos o tres rodajas de la mantequilla de ajo y perejil que hemos preparado, procurando cerrar la pechuga para que quede bien recompuesta.
    1. Empanamos las pechugas de pollo pasándolas por harina, huevo batido y pan rallado. Para esta receta, es preferible hacer un doble empanado, dando una segunda pasada por el huevo y el pan rallado para evitar que se nos salga la mantequilla al freírlas.
    1. Freímos las pechugas de pollo a la Kiev en aceite muy caliente y cuando tengan un color dorado, las sacamos a un papel absorbente, dejándolas reposar unos minutos antes de cortarlas en porciones para que los sabores se asienten en el interior.
    1. Una vez fritas las pechugas de nuestro Pollo a la Kiev, es conveniente dejar que reposen durante cinco minutos, primero para que no quemen tanto y segundo, para que al cortar no se nos salga todo el relleno. Tras esa breve espera, las cortamos en porciones y las servimos con guarnición de ensalada. Con un ligero entrante, cada pechuga es suficiente para dos personas, aunque los más comilones podrán comerse una entera.

Te puede interesar