Receta de copos de avena

Receta de copos de avena

Lo mejor de ella es que se elabora con ingredientes básicos en el hogar, y con su preparación se da forma a un dulce casero muy saludable para grandes y chicos.
  • 13 Visitas

Información

Existen algunas recetas que son súper sencillas de hacer y muy deliciosas. Es el caso de esta receta, que solo requiere de pocos ingredientes, es de fácil preparación y además posee un excelente sabor. Se trata de unos copos de avena y coco, una receta original de Sudáfrica; que es idónea para acompañar el café o un duce té.

Ingredientes

2 tazas de copos de avena

1 taza de coco rallado

1 taza de harina de trigo

3/4 tazas de azúcar

175 gr de mantequilla (o margarina)

1 cda de miel o jarabe de azúcar

1 cdita de bicarbonato de sodio

1 pizca de sal

Preparación

    1. Coloca a derretir la mantequilla junto con el bicarbonato de sodio y el jarabe o la miel. Mientras se derrite la mantequilla, junta en un bol los ingredientes secos: avena, coco, harina, azúcar, sal, mezcla todo bien.
    1. Cuando la mantequilla con los demás ingredientes comience a burbujear, añádela al bol de los ingredientes sólidos. Mezcla bien con ayuda de una cuchara. Se debe agregar la masa en el molde, sobre papel parafinado o sobre la superficie bien enmantequillada, cuidando que queden con un grosor aproximado de 1 cm.
    1. El grosor de estos de copos de avena, va a gusto de cada quien, pero entre más finos, más crujientes quedarán, lo ideal para ello es hacerlos en moldes cuadrados de 15×15 cm, aunque depende de la preferencia de cada quien.
    1. Precalienta el horno a 180ºC durante 10 minutos. Hornea los crujientes copos de avena durante 15 minutos, luego baja a 160 ºC y hornea unos 10 minutos más. Cuida que se doren, pero no en exceso, si antes de tiempo ves que se dora demasiado coloca un papel de aluminio por encima para terminar el tiempo estipulado sin que se quemen.
    1. Sácalos del horno, y ten la precaución de cortarlos aún calientes, ya que después están crujientes y quebradizos. Déjalos enfriar y disfruta bien fríos con un café o té.

Te puede interesar